Tortilla de acelga, un clásico de La fonda

Si no tenés acelga, la espinaca es una buena opción.

Nunca tuve que buscar la receta de una tortilla en un libro, ni en Internet, ni pensar en las cantidades que debía usar para armarla. Y hay una explicación para eso. He visto cómo las hacía mi abuela y cómo las siguió haciendo mi madre. Hoy se las hago a mi familia. Y si no hay acelga, hay espinaca.

Lleva su tiempo y hay que tener el ojo puesto sobre la hornalla para que no se arruine, pero quedan buenísimas.

Ingredientes:

-Acelga: un atado grande o dos chicos.

-Cebolla: una grande.

-Aceite de oliva: 2 cucharadas.

-Huevos: 5.

-Queso rallado: 1/2 taza.

-Sal y nuez moscada: cantidad necesaria.

-Harina leudante: una cucharada.

-Aceite para freír o rocío vegetal: cantidad necesaria.

Preparación:

1-Cortar la cebolla en cuadraditos y saltarla en el aceite de oliva (podés usar cualquier otro). Y dejá enfriar.

2-Picar la acelga hervida. (Trata de estrujarla bien, para evitar el exceso de agua en la tortilla).

3-En un bols colocá la acelga y mezclá con la cebolla saltada y el queso rallado.

4- Luego conviene agregar los huevos, para ir ligando la preparación. Podés hacerlo de a uno por vez o todos juntos, lo que te resulte más cómodo.

4-Cuando está todo unido, agregás la cucharada de harina, que se usa para que la tortilla levante un poco más. Algunas personas suelen echarle una cucharadita de polvo para hornear.

5-Y por último, la sal y la nuez moscada.

6-Lista la pasta, calentás la sartén, si es de teflón muchísimo mejor. Cuando el aceite (o roció vegetal) está bien caliente agregás la mezcla y dejás cocinar a fuego lento o mediano. Nunca fuerte.

7-Cuando notes que ya se despega, tomás una tapa y das vuelta la tortilla sobre ella, la pasás otra vez a la sartén para terminar de cocinar del otro lado. Un paso difícil pero no imposible.

Trucos:

– Cuando echás la mezcla a la sartén el aceite debe estar bien caliente, eso hará que la tortilla quede suelta y no se pegue. (Sólo cubrí la base de la sartén con aceite).

-Podés despegar las orillas superiores de la tortilla con una cuchara de madera para darle una forma más redondeada.

-Cubrirla con una tapa permite que se cocine más rápido y pareja.

-Siempre fuego lento o mediano. Nunca fuerte.

-Para dar vuelta la tortilla, cubrí con la tapa, girá rápidamente y volcá casi sin pensarlo en la sartén otra vez.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s